Frontal conversó con el actor y músico Víctor Malagrino, quien insta a desacralizar el arte y pensarlo como entretenimiento y herramienta pedagógica.

“Me gusta el arte como trabajo, en el sentido de meter las manos y trabajar lo artístico y ver qué se puede hacer y mezclar las cosas y hacer cosas nuevas”. Víctor Malagrino es un incesante trabajador del arte. Actor, músico, guionista, director, es largo el listado de proyectos que lo involucran de alguna u otra manera; desde sus inicios en Sucesos Argentinos, donde se formó en la improvisación, hasta sus participaciones en el circuito comercial. En la actualidad, en Ahora, Homenaje a la Commedia dell’arte, junto a Marcelo Savignone, y en Cacuaca canta así, conjuga dos mundos que para él son inseparables y complementarios: la música y la actuación. En diálogo con Frontal, café de por medio, reflexiona sobre la importante función de la cultura y sus temores respecto a las políticas públicas actuales.

Comediante nato, Malagrino rompe el hielo con bromas. Relajado y espontáneo, nos cuenta cómo comenzó a acercarse a las distintas expresiones artísticas. Cuando era un niño escribía, dibujaba y escuchaba, junto a su hermano, a Los Beatles en discos de vinilo. “Siempre fui muy inquieto, más jugando”, se define. Empezó a estudiar música en su adolescencia, primero la batería y después el piano. “Estudié de grande para lo que es la música”, dice pero se apura a aclarar: “Eso es muy relativo, depende para lo que quieras utilizarlo: si querés ser concertista o si querés usarlo como una manifestación propia, en función al trabajo que quieras hacer”.

Su primer trabajo profesional fue como músico en la compañía teatral de improvisación Sucesos Argentinos, fundada por Marcelo Savignone en 1996. Allí, incursionó en la improvisación y comenzó a involucrarse en los espectáculos “desde otro lado”, al integrar la música y la actuación, dos disciplinas que para él son complementarias.

Justamente, su recorrido profesional habla de esa complementariedad. Formó parte de Ambulancia, grupo teatral musical con una singular puesta en escena, y luego integró Antena con Luciano Bonanno y Julián Vilar, un trío de música electrónica.

En la actualidad, lleva adelante diferentes proyectos, como POMO, historieta original y divertida, donde a través de diferentes personajes relata pequeñas historias acerca de la sociedad y de quienes vivimos en ella. “Con Ed, el dibujante, nos conocemos hace 20 años. En el 2000, estuvimos un año trabajando juntos en una tira llamada La Familia del Ministro, que salió en un diario de Madrid. Y hace un poco más de un año, empezamos a escribir de vuelta, aunque POMO es algo diferente a lo que hacíamos antes. Lo anterior era una tira más convencional, con unos personajes fijos”.

“Para mí el teatro es algo muy directo, tiene una conexión tan humana que es lo que lo hace especial”

También actúa y dirige Cacuara canta así, hilarante obra de teatro con formato de recital, que transporta al público a otra época en medio de risas, excelente musicalidad y performance de parte de los actores. “Empezamos Cacuara cuando estábamos todavía con Bernardo Sabbioni en Sucesos Argentinos. Se trata de un ídolo que vuelve después de 30 años a cantar, intenta ser un gran regreso pero no le sale como él hubiera deseado. Es ficción pero con formato de recital. Empezamos hace 15 años, después hicimos un parate de seis o siete años en el medio, durante los cuales seguimos trabajando con la misma gente pero haciendo otras obras de teatro más convencional. Después, en el 2014, nos dio ganas de volver a Cacuara, entonces hacemos tres o cuatro funciones por año”, cuenta.

El otro proyecto del que el actor forma parte es Ahora, Homenaje a la Commedia dell’arte, obra de teatro de improvisación, que cierra la trilogía con En Sincro y Vivo, en la que Marcelo Savignone representa a ciertos personajes típicos de este estilo de teatro del siglo XVI, mientras Víctor aporta su música en la batería, con una exquisita coordinación entre ambos. Acerca de cómo comenzaron con Ahora, comenta: “Marcelo tenía pendiente hacer algo con la comedia del arte y mientras estaba trabajando en eso, en un momento vio la necesidad de que haya música en vivo, entonces me contactó. En ese momento no sabíamos qué, cómo, cuándo… nada. Salió intuitivamente la idea de la batería y me parece que fue una buena decisión, por el color, por los matices que puede dar. La batería tiene mucho que ver con el ritmo de la escena, inclusive, si bien es un instrumento del siglo XX, condensa la percusión de la marching band, de música popular. Tiene que ver con el espíritu de la comedia del arte que era el teatro del pueblo, de lo que este se valía para hablar de un montón de temas, la necesidad de expresión y de crítica. Este tipo de teatro convive muy bien con un instrumento de una raíz tan popular. Y también que sea un instrumento del siglo XX está bueno porque es como traer ese material aggiornado a nuestra realidad y ver lo vivo y lo posible que es ese encuentro”, dice y agrega: “Lo que me gusta de Ahora es su raíz popular y que la intención de la obra es algo muy directo: poner el teatro en la calle, que sea de todos”.

En la obra, a partir de la participación del público, representan una historia ensamblando a la perfección música y actuación. “Esto se da un poco a partir del trabajo entre nosotros dos, del conocimiento del otro, y también un poco del conocimiento de la técnica. Yo veo para qué lado está yendo la escena, no solo Marcelo, sino la obra en sí, qué hace falta en cada momento. Lo que tiene de bueno esta obra es que permite de todo, todo entra, después de alguna manera se va a utilizar, todo es material para la creación. El trabajo es poetizar lo que dice la gente, en eso es muy fiel al espíritu original del teatro del 1500”, cuenta el artista.

“Lo que me gusta de Ahora es su raíz popular y que la intención de la obra es algo muy directo: poner el teatro en la calle, que sea de todos”

Además del teatro, Víctor hizo cine, publicidades y series televisivas, como por ejemplo, Lalola, por la que fue nominado a los Premios Martín Fierro y Clarín. “En el cine hice poquitas cosas. Me gustaría desarrollarlo un poco más porque me gusta. Lo que me gusta del cine es el trabajo más artesanal de cámara, que no tiene la tele, porque esta tiene otros tiempos. En eso la tele se parece un poco al teatro en lo que respecta al hecho de salir a escena: está el público y tengo que hacerlo ahora y no hay prueba y error. En la televisión se puede cortar, pero no, porque hay 25 tomas por hacer, así que tienen un poco de esa adrenalina de que debe salir en ese momento. El ensayo de teatro es el preciosismo mucho más desarrollado. El cine tiene un poco de los dos procesos porque tiene que ser ahora y listo, pero con más tiempo para investigar y desarrollar que en la televisión. Yo creo que uno puede encontrarle el gusto, si lo que estás haciendo es algo que está bueno y es algo en lo que creés. Son diferentes líneas que están buenas”.

Malagrino no descarta, suma, complementa. La cultura, según su perspectiva, puede ser al mismo tiempo educación, crecimiento y diversión. “Llevando a los chicos a ver una obra de teatro, quizá aprenden muchas más cosas que en una semana de aula. El arte me parece fundamental, por eso creo que la cultura es educación, yo pongo mucho valor en el entretenimiento del arte, más que en la cosa santa, sagrada”, opina.

¿Y cómo ves las políticas públicas que se llevan adelante hoy respecto a lo cultural?

Me parece que hay etapas de crisis, de cambios, que hay que usarlas lo mejor posible. En términos exclusivamente artísticos, es más creativa la resistencia a un modelo que la comodidad. Si tuviera que elegir por supuesto prefiero resignar eso y que se pueda vivir mejor, con dignidad, pero cuando se ponen las prioridades muy en otro lado, hay cosas que se descuidan. Es un gobierno emergente de un sector que piensa en Argentina como el país europeo que nunca fue y nunca será. 

Este año se presentará AHORA, Homenaje a la Comedia Dell’ arte a partir del 8 de abril todos los sábados a las 22.30 en Belisario Club de Cultura.

En la web

Twitter: @victormalagrino

Facebook: Víctor Malagrino

YouTube: /victormalagrino

pomo-tiras.tumblr.com/

Premios y nominaciones

  • Mención especial concurso de guiones “Historias escritas por actores”, de Fundación Sagai, 2015.
  • Nominado al premio Clarín 07 como revelación masculina en televisión.
  • Nominado al premio Martín Fierro 07 como revelación en televisión.
  • Ganador del Premio Teatro del mundo 2007 a Ambulancia por Creación musical en teatro.
“La cultura es educación, es crecimiento”
Etiquetado en:                                    

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.