Noche helada en Buenos Aires. ¿La más fría del año? Rodaje. Un grupo de actrices y actores, con el agua hasta la cintura, tirita por el frío. Resisten, juntxs. “Tuvimos nuestra prueba de fuego en lo que a resistencia colectiva se refiere”, le cuenta a Frontal, como condensando en esa anécdota toda una idea de proyecto, Eduardo Balán, artista y coordinador de El culebrón Timbal, organización que el 16, 17 y 18 de noviembre de 2018 estrenó en Argentina y Latinoamérica su nueva producción: Mnémora. Pueblo, Poder y Tiempo.

Se trata de un largometraje de aventuras, con animación y efectos visuales destacados, dirigido por Alexis Fusario y realizado en forma independiente por El Culebrón Timbal, junto a la Sociedad de Fomento del Video Alternativo (Sofovial), FM Tinkunaco y la cooperativa La Comunitaria, de la Red Nacional de Teatro Comunitario.

La trama está situada en un futuro, en el que la humanidad puede viajar en el tiempo. Un gobierno global impulsa una campaña que aparentemente busca eliminar las tiranías pero que en realidad va a realizar un plan empresario dirigido a neutralizar revoluciones y movimientos sociales. Frente a eso, se organiza una resistencia en una red infinita de túneles inmunes a la señal del gobierno en la que conviven rebeldes de todas las épocas y en la que un grupo de héroes liderados por una niña trata de llevar adelante un plan en clave enviado desde el futuro. La ciudad subterránea se llama Mnémora, y toda la epopeya es la excusa para batallas con ráyos láser, puentes cuánticos, monstruos acuáticos en cloacas gigantescas.

Personajes históricos como José de San Martín, Juana Azurduy, Martín Miguel de Güemes y Eva Perón protagonizan los combates futurísticos en los que están en juego el destino de la humanidad. Para crear este mundo, participaron muchas personas, incluso contaron con la colaboración de herreros y artesanos del barrio que realizaron la utilería y crearon un sinnúmero de objetos, armas y aparatos retro-punk.

Además, la música de la película fue grabada por la Orquesta Sinfónica Municipal de San Martín y dirigida por el maestro Popi Spattocco, quien fue tecladista de Mercedes Sosa. “Es una banda sonora poderosa”, describe Balán y agrega que también incluye temas de El Culebrón Timbal, en su versión banda de rock.

¿Cómo es filmar cine en forma independiente en la coyuntura actual?

En la cultura comunitaria, el combustible principal siempre es la motivación colectiva y la audacia organizada, así que siempre logramos reinventarnos para enfrentar las realidades que nos van tocando. Somos conscientes, desde hace muchos años, que nuestra producción depende de que exista un circuito alternativo, solidario, no capitalista, de circulación de bienes culturales, y venimos construyéndolo todos los días. Eso permitió que hoy Mnémora se esté estrenando en todas las provincias de Argentina y en 12 países de Latinoamérica, en redes y colectivos de cultura comunitaria, cooperativas, mutuales, sindicatos, bibliotecas populares y otros lugares. Fue una epopeya, que no hubiera sido posible sin el espíritu solidario de cientos de colectivos y personas concretas que se animaron a acompañar esta aventura.

El Culebrón Timbal viene trabajando desde hace más de veinte años. Es una productora y escuela cultural y comunitaria, con sede en cuartel V, Moreno, provincia de Buenos Aires. Cuentan con una radio, una señal de TV Comunitaria y un diario vecinal. Ya llevan realizadas cinco producciones multimedia. También tienen una Escuela Popular de Arte para jóvenes y familias del barrio. De los eventos culturales que realizan participan más de 200 familias del barrio. Mnémora da cuenta de este trabajo multifácetico: su lanzamiento viene acompañado de un comic-book, un disco de rock y un videojuego, entre otras propuestas multimedia.

¿Por qué eligieron contar esta historia desde la ciencia ficción?

Ciencia ficción, novela negra y realismo mágico vienen orientando todo el laburo artístico que hacemos desde El Culebrón Timbal y desde el cual vemos la cotidianeidad de nuestros barrios en el Gran Buenos Aires. Son géneros mestizos; permiten imaginar tiempos y espacios que se ocultan y se transparentan entre sí, conviven y son el escenario de disputas simbólicas, de intereses y tradiciones que contaminan el día a día permanentemente. Y permiten también imaginar. Imaginar futuros, pasados y presentes distintos. Y no sólo imaginarlos, sino hacerlos.

Mnémora. Pueblo, poder y tiempo se estrenó el viernes 16, sábado 17 y domingo 18 de noviembre de 2018 en distintos espacios de Argentina y Latinoamérica. El domingo 18, a las 20, se proyectó en la Ciudad de Buenos Aires (Auditorio Eva Perón-ATE, Av. Belgrano 2527).

Listado completo de funciones
Argentina
Latinoamérica

Mnémora, la última epopeya de El Culebrón Timbal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.