Estas obras literarias están compuestas por alrededor de 17 sílabas, generalmente organizadas en tres versos. Sin rima ni título en japonés, esta poesía es tan simple que puede prescindir de los signos de puntuación.

Matsuo Basho (1644-1694)

¿Es primavera?
La colina sin nombre
se perdió en la neblina

Kobayashi Issa (1763-1828)

Un mundo
que sufre
bajo un manto de flores

Huye el rocío.
En este mundo sucio
no hago yo nada.

Watanabe Hakusen (1913-1969)

Anoche cubrí
mis hijos dormidos
y el ruido del mar.

Sumitaku Kenshin

Suspendida en la noche
la bolsa de suero
y la blanca luna.

Morse por la noche.
El viento
envía un SOS.

Yamagushi Sodo (1643-1716)

Esta primavera en mi cabaña
Absolutamente nada
Absolutamente todo

Masaoka Shiki (1867-1902)

Primavera en el hogar.
No hay nada
y sin embargo hay de todo

Mukai Kyorai (1651-1715)

El hombre
Que está labrando la tierra
Parece inmóvil

 Natsume Soseki (1865-1915)

Sobre la montaña florida
Sueltan los caballos
En el cielo otoñal

 

Haikus: pequeños poemas japoneses

Los comentarios están cerrados.