Con la finalidad de hacer llegar la literatura a todas partes, algunos amantes de los libros llevan adelante excéntricos proyectos alrededor de todo el mundo. 

Utilizando todo tipo de medios de transporte, como botes, animales, containers sobre camiones, autos y mucho más, los creadores de estas bibliotecas móviles se las ingenian para hacer llegar la literatura a los lugares menos accesibles. De esta manera, muchas personas consiguen acceder a las historias dentro de estos libros que de otra manera posiblemente nunca conocerían.

Acá les presentamos algunos ejemplos.

BieBus es una biblioteca móvil que circula por los Países Bajos. Un transporte que se despliega hacia arriba y ofrece espacio incluso para una sala de lectura, ingeniado por un arquitecto, Jord den Hollander.

Se llama  BieBus y se desarrolla en los Países Bajos. Se trata de un transporte, creado por el arquitecto Jord den Hollander, que se despliega hacia arriba y ofrece espacio para una sala de lectura.

las-bibliotecas-moviles-mas-extravagantes-3

La bibliotecaria Sarah Peters y otros ayudantes acercan sus libros a los navegantes a través de su biblioteca flotante en Minnesota, Estados Unidos.

las-bibliotecas-moviles-mas-extravagantes-7

En este caso, el argentino Raul Lemesoff reformó un Ford Falcon del 79 dándole la ingeniosa forma de tanque de guerra y así distribuir gratuitamente los libros.

las-bibliotecas-moviles-mas-extravagantes-8

En Colombia, Luis Soriano, maestro y bibliotecario, lleva adelante El Biblioburro para fomentar la lectura en pequeños poblados de difícil acceso con vehículos cargando los libros sobre los lomos de sus dos burros.

las-bibliotecas-moviles-mas-extravagantes-9

En Lisboa, Portugal, Francisco Antolín encabeza el proyecto «Cuenta una historia» al fabricar una pequeña biblioteca en su Renault Estafette modelo 1975 y llenarla de libros clásicos en portugués.

Fuente: soybibliotecario.blogspot.com.ar

 

Insólitas bibliotecas itinerantes

Los comentarios están cerrados.