Cinco novelas que he leído traducidas del alemán


Estoy seguro de que esto es obvio para los lectores más experimentados de ficción traducida, pero he aprendido a comprobar el nombre del traductor al decidir qué leer. De las cinco novelas siguientes, Imagen de portadacuatro están traducidas por mis favoritos particulares, dos de Charlotte Collins y dos de Jamie Bulloch, aunque comienzo con Margot Bettauer Dembo, cuyo nombre estoy seguro que agregaría a esta lista de favoritos si pudiera encontrar más traducciones de ella. Cada uno de los cinco está relacionado en mi opinión.

Los tres libros que he leído de Judith Hermann se caracterizan por la delicadeza de su escritura, pero mi favorito es Camas de parque infantil, una colección de cuentos, algunos de los cuales tienen solo unas pocas páginas. Se cuestionan los recuerdos, se viven epifanías, los encuentros con extraños o personas del pasado de los personajes cambian silenciosamente la vida. Mucho de lo que queda sin decir deja al lector para sacar sus propias conclusiones: un hombre menciona un video de un viaje realizado con un amigo; una mujer observa el comportamiento controlador de la pareja de alguien que alguna vez estuvo vivo y a cargo de su vida. Es una colección hermosa, reflexiva y estimulante.

por Robert Seethaler Toda una vida es el libro que impulsó a Charlotte Collins a lo más alto de mi lista de traductores. Hay algo Imagen de portada de A Lifetime de Robert Seethalermuy seductora en una novela delgada que resume la vida de una persona común, alguien cuya vida bien podría ser juzgada como limitada por aquellos que examinan el escenario mundial pero que resulta ser rica y bien vivida. Andreas Egger deja su hogar alpino austriaco solo una vez para ir a la guerra en Rusia. Egger es retratado como un alma sencilla: es resueltamente práctico, se siente a la deriva incluso a unas pocas millas de su valle austríaco y encuentra a las mujeres imposibles de entender, pero es un gran romántico. El estilo de Seethaler es maravillosamente cortado y concreto, puntuado por la reflexión filosófica ocasional o el pasaje descriptivo lírico. El tumulto de cambio que se extendió por tantas regiones alpinas en el siglo XX, marcando el paisaje prístino con góndolas y telesillas pero trayendo prosperidad, está notablemente capturado por la experiencia de Egger.

Imagen de portada de El fin de la soledad de Benedict Wellsbenedict pozos El fin de la soledad, mi segunda traducción de Collins, trata sobre una vida mucho más complicada. Jules, de 41 años, está hospitalizado, recuperándose de un accidente de motocicleta y mirando hacia atrás en su vida. En 1984, sus padres murieron en un accidente automovilístico. Cada uno de sus tres hijos experimenta su pérdida de manera diferente: Liz se entrega a la promiscuidad y las drogas; Marty se pierde en el estudio y Jules se convierte en un soñador, probando todo tipo de trabajo pero incapaz de decidirse por nada. Al narrar su novela a través de la voz de Jules, Wells explora el duelo y la muerte con empatía y compasión mientras evita con cuidado lo sensiblero mientras lidia con lo que muchos de nosotros preferiríamos evitar contemplar.

En Timur Vermes Mira quién está atrás Adolf Hitler se despierta conImagen de portada de Mira quién ha vuelto de Timor Vermes un terrible dolor de cabeza, perplejo al descubrir que es el 30 de agosto de 2011. No puede averiguar qué sucedió, pero en poco tiempo tiene su propio programa de televisión. El problema es que nadie lo entiende realmente: piensan que es un comediante particularmente cabreado, cree que está lanzando una campaña para revivir el nacionalsocialismo. La sátira a menudo puede salir mal, pero Vermes lo logra de manera brillante, lanzando panfletos en todas direcciones y casi siempre logrando dar en el blanco. Horriblemente plausible, Hitler pasa gran parte de su tiempo en un estado de furioso asombro ante la idiotez del mundo moderno. Felicitaciones al traductor Jamie Bulloch, no solo por una excelente traducción sino también por agregar un breve ensayo sobre el contexto histórico y político alemán para la novela.

Mi quinta elección también está traducida por Bulloch y también tiene un ojo puesto en el pasado. Una mañana clara y helada de enero a principios del siglo XXI es el famoso dramaturgo alemán, la primera novela de Roland Schimmelpfennig. Comienza con un lobo cruzando el río helado que marca la frontera. Imagen de portada de Una clara mañana helada de enero a principios del siglo XXI de Roland Schimmelpfennigentre Polonia y Alemania. A medida que avanza el viaje del lobo, también avanzan las historias cruzadas de personajes que lo ven y otros que no. Esta obra de ficción compleja y cuidadosamente construida pinta una imagen de Berlín una década después de que Oriente y Occidente se unieran: Tomasz es un inmigrante económico, intranquilo en Berlín y ansioso por volver a casa; los ocupantes ancianos restantes del edificio de apartamentos que está ayudando a aburguesar en el viejo Berlín Oriental están decididos a no ser desalojados; La madre de Elisabeth está resentida con su exmarido por haber frustrado su carrera artística, mientras que el padre de Micha empezó a beber ante el declive económico. La escritura de Schimmelpfennig es limpia y ordenada, cinematográfica en sus imágenes y complementada por la estructura fragmentada de su cuento en el que abundan las coincidencias inteligentemente manejadas.

¿Libros traducidos del alemán que le gustaría recomendar?

Si desea explorar más publicaciones como esta, las he enumerado. aquí

También puedes leer

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir

Este sitio utiliza cookies de Google para prestar sus servicios y para analizar su tráfico. Tu dirección IP y user-agent se comparten con Google, junto con las métricas de rendimiento y de seguridad, para garantizar la calidad del servicio, generar estadísticas de uso y detectar y solucionar abusos.