Almagro

La Pausa Teatral es una vieja fábrica de sombreros, o viseras de gorros, según el vecino que narre la historia del lugar. Un teléfono de Entel, cubierto de polvo. Telarañas, muchas. Un inodoro que nunca recicló su agua, y flotan en él espíritus de enterocolías o enteropausias, ya no se sabe. Una planta que según dice una vecina, da paltas, pero no muestra rastro de ellas. Alguien le tiró las paredes, ¿sabía que iba a haber un teatro allí? Lo curioso es que la hija, heredera de la propiedad, era docente. Entró a trabajar en el 90, la mandaron al cuarto piso, marginal altillo del jardín de infantes donde se daba el taller de teatro.
El día que me entregó las llaves, ella me reconoció. Yo fui tu primer maestra. Tu maestra de teatro.

La sala se trata de un espacio teatral apto para teatro, danza y música. Posee 40 localidades en butacas, elevadas en gradas, una parrilla lumínica-técnica equipada con 1 lyco, 2 PC, 6 par 300, 4 pin, 1 estraboscópica, una máquina de humo, una consola Behringer de 12 canales, una consola de sonido de 4 canales y un bar.

Enseñan actuación, clown, expresión musical, taller de montaje y dramaturgia.

Programación

Av. Corrientes 4521

hola@lapausateatral.com.ar

Web

Facebook

Twitter

La Pausa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.